ESTRATEGIAS Y TÉCNICAS PARA FACILITAR LA LABOR DEL PROFESOR EN EL AULA.

Técnicas para mejorar la conducta y el rendimiento de los niños con TDAH en el aula:

 1. Para cada una de las conductas que quieras cambiar en tu alumno/a trata de utilizar el mayor número de aproximaciones diferentes al problema (dale tiempo y desmenuza el objetivo a conseguir). Ejemplo: si quieres que tu alumno trabaje en clase (que haga 4 ejercicios) dile que cuando termine uno que te lo enseñe, es decir no le pidas que te los haga todos de un golpe).

2. Sienta al alumno en un lugar tranquilo, donde no se distraiga fácilmente.

3. Retira la atención ante malas conductas cuando éstas se produzcan con mucha frecuencia y refuerza (premia) con atención las contrarias (le ignoro cuando se porta mal pero cuando trabaje me acerco).

4. Plantea las normas de clase para todos, no sólo para el niño hiperactivo.

5. Trata de evitar aquellas situaciones que sabes que el niño hiperactivo no puede controlar (dile que el juego que ha traído lo deje en una cesta, cuando se vaya a casa se lo llevará).

6. Recuerda que no puedes cambiar todas sus conductas al mismo tiempo. Comienza por cambiar las menos difíciles. Comenzamos por la técnica más fácil de llevar a la práctica y por aquella que nos proporcione una mejora más inmediata: colocar su pupitre de forma aislada para algún tipo de trabajo que requiera más atención, mejor en primera fila cerca de nosotros. Si está cerca de nosotros no es para darle un toque cuando esté despistado (así reforzaremos su falta atención) sino para cuando esté trabajando bien poder animarle con una sonrisa, caricia, …

7. Escribe la información o lo que le pidas. Para un niño con tdah, la información que no es visible o/y tangible no existe en su cabeza.

8. Los niños con TDAH necesitan más veces refuerzos, no esperes a que termine todas las actividades sino dale un refuerzo por actividad terminada. Ajustemos la demanda a la capacidad de atención del niño.

9. Habitúale a que utilice una agenda.

Deja un comentario